El PIP impulsa consenso para resolver estatus de Puerto Rico

San Juan, 21 feb (PL) El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) insistió hoy en la necesidad de alcanzar un consenso para solucionar la centenaria situación colonial de Puerto Rico, sometido al dominio de Estados Unidos desde 1898.

El secretario general del PIP, Juan Dalmau, refirió que en un foro esta semana en la Universidad de Harvard, en Boston, se produjo la aceptación por los representantes de las tres tendencias políticas de la isla que solo mediante una acción conjunta se podrá presionar a Washington para que responda a los reclamos del pueblo puertorriqueño.

El dirigente político explicó que los representantes de las tres tendencias de estatus político de este país caribeño -defensores del Estado Libre Asociado (ELA), independencia y anexión- coincidieron en que es incuestionable que el 54 por ciento de los electores puertorriqueños repudió el régimen colonial en el plebiscito que se realizó el 6 de noviembre de 2012.

“Todos estuvieron de acuerdo también en que, como ha planteado el PIP, los Estados Unidos responderán a ese reclamo si le creamos una crisis en Puerto Rico”, adujo Dalmau en rueda de prensa en la sede central partidista en San Juan.

A su juicio, esto subraya la urgente necesidad de que el liderazgo político del país se reúna para articular una estrategia en la cual, por encima de las discrepancias con respecto al futuro del estatus, se pueda ir en conjunto a exigirle al Congreso de Estados Unidos una respuesta con respecto al resultado plebiscitario.

“El PIP ha hecho su propuesta concreta para generar esa crisis y ese enfrentamiento político con Estados Unidos, que es llevar a cabo una Asamblea de Estatus, donde cada ideología sería definida por sus propios representantes en esa asamblea y luego iríamos todos en conjunto y unidad de propósito a exigir del Congreso una respuesta”, dijo Dalmau.

Aclaró que esta propuesta, ya está planteada por el PIP en la Asamblea Legislativa, no está escrita en piedra, por lo que de ser aprobado el proyecto serviría para generar la presión suficiente a Estados Unidos para responder al tema de estatus.

Dalmau exhortó al gobernador de Puerto Rico, Alejandro García, quien preside el Partido Popular Democrático, defensor del ELA; y al presidente del anexionista Partido Nuevo Progresista, Pedro Pierluisi, delegado electo ante el Congreso federal, a que acepten la invitación que le hizo el presidente del PIP, Rubén Berríos, para celebrar una reunión a tres bandas.

Este encuentro tendría el propósito de establecer las estrategias que generen la presión política necesaria para que el gobierno de Estados Unidos responda al resultado plebiscitario.

“No hay duda de que ante la crisis económica que vive el país y ante los consensos alcanzados por las diferentes ideologías de estatus es urgente establecer una estrategia sobre cómo generar esa presión”, dijo el dirigente independentista.

En el foro en la Universidad de Harvard, el juez federal Juan B. Torruella, de origen puertorriqueño, propuso realizar un boicoteo económico a las cadenas estadounidenses en esta isla del Caribe de 3,7 millones de habitantes, para obtener una reacción de los poderes en Washington.