Casi medio siglo de trayectoria marcada por la polémica

Si bien el renunciante Pedro Pablo Kuczynski gobernó apenas 20 meses y cayó tras una crisis reciente, con ello puso fin a casi medio siglo de controvertida trayectoria, que se remonta a su fuga del país, en 1969.
Fue a comienzos de ese año que protagonizó su primer escándalo por favorecer intereses extranjeros y le gusta relatar cómo fugó del país a Ecuador oculto en el maletero de un automóvil, cuando la policía lo buscaba, bajo el gobierno nacionalista de Juan Velasco Alvarado.
Entonces era uno de los gerentes del Banco Central de Reserva (emisor), y como tal, junto al gerente general, Carlos Rodíguez, habían autorizado a la empresa norteamericana International Petroleum Company (IPC), recientemente nacionalizada, cuantiosas remesas de divisas a Estados Unidos, sin autorización gubernamental.
La indignación fue tal que el gobierno le quitó la nacionalidad peruana y lo declaró apátrida, aunque él dice que tuvo que irse porque era “perseguido político”.
Tras la caída de Velasco, el caso se extinguió y pudo volver a Perú y en 1980 el centroderechista presidente Fernando Belaúnde lo nombró ministro de Energía y Minas, realizando hasta 1982 una gestión favorable a las inversiones extranjeras en ese sector clave de la economía peruana.
En el gobierno del hoy fugitivo Alejandro Toledo fue ministro de Economía y Finanzas entre julio de 2001 y julio de 2002 y nuevamente desde febrero de 2004 hasta agosto de 2005 y primer ministro entre agosto de 2005 y julio de 2006, época de los negocios por los que tuvo que renunciar hoy a la presidencia.
Cuando Kuczynski abandonó hoy el palacio de gobierno en un automóvil oficial, un analista comentó que, al menos esta vez no lo hizo escondido en el maletero. (PL)