Formalmente acusan ex presidenta de Argentina de dirigir una asociación ilícita

Un juez argentino ordenó el lunes el procesamiento y la prisión preventiva de la expresidenta y actual senadora Cristina Fernández por supuestamente encabezar una trama corrupta que recibía sobornos de empresarios a cambio de la adjudicación de obras públicas.

El juez federal Claudio Bonadío imputó a Fernández los delitos de “asociación ilícita en calidad de jefa, admisión de dádivas en 22 hechos… y cohecho pasivo en cinco hechos” entre 2003 y 2015, periodo que incluye sus dos mandatos y el de su marido y antecesor Néstor Kirchner. A su vez le impuso un embargo de 4.000 millones de pesos (equivalentes a casi 100 millones de dólares).

El magistrado, segun la agencia AP, también ordenó el procesamiento del exministro de Planificación Federal Julio de Vido y otros exfuncionarios de ese ministerio, así como de varios empresarios de la construcción, entre ellos Angelo Calcaterra, primo del actual presidente Mauricio Macri.

Versión de El Clarin Argentina

El juez Claudio Bonadio procesó a 42 personas en la causa por corrupción en el ex Ministerio de Planificación. Cristina Kirchner fue acusada de ser jefa de la asociación ilícita, responsable de comandar una estructura desde el Estado para la recaudación de fondos ilegales.

También pese a solicitar su prisión preventiva sujeta al desafuero del Congreso, el magistrado indicó en la resolución de 551 páginas a la que accedió Clarín que para iniciar el necesario proceso de desafuero de la senadora el juez esperará a que el procesamiento “se homologue por la Cámara federal de apelaciones”.

A la ex Presidenta se le trabó un embargo de 4.000 millones de pesos, y fue formalmente acusada de dirigir una asociación ilícita, de ser coautora de recibir dádivas en 22 hechos y de cohecho pasivo (cobrar coimas) en cinco hechos.