Los no favoritos inician ganando en Liga Americana de GL

Toronto se impone

Estrada no permitió carrera sino hasta el noveno episodio, Bautista conectó su cuadrangular de tres carreras y los Azulejos aplastaron el jueves 10-1 a Texas.

Bautista, quien arrojó por todo lo alto su bate, en un alarde tras disparar un vuelacerca que rompió el empate en el juego decisivo de la serie divisional de hace un año ante los Rangers, los volvió a castigar esta vez.

Fue el primer duelo entre ambos equipos desde que el venezolano Rougned Odor propinó un puñetazo a Bautista durante un encuentro en mayo, lo que desató una trifulca.

Bautista remolcó cuatro carreras. Durante un racimo de cinco anotaciones de Toronto en la tercera entrada, ante el zurdo Cole Hamels, pegó un sencillo productor.

En la novena, añadió su leñazo de 425 pies. Al parecer se cuidó de depositar gentilmente el madero en el piso, tras conectar su segundo bambinazo de esta postemporada.

“He conectado un par de jonrones en mi carrera y creo que sólo he lanzado el bate una vez” ironizó Bautista. “Simplemente creo que esto se salió de proporciones el año pasado por el momento en que ocurrió. Así que no creo que haya nada especial por arrojarlo como lo hice, porque esa es la forma en que lo hago en el 99.9% de las veces”.

Estrada, derecho elegido al Juego de Estrellas, deslumbró con su cambio de velocidad. El mexicano, quien ganó el tercer juego de la serie divisional del año pasado, después de que Toronto perdió los dos primeros en casa, recetó seis ponches y no expidió un solo pasaporte.

“Ha alcanzado la maestría con sus lanzamientos”, resaltó el manager John Gibbons. “Es un tipo muy sereno… No se presiona, y con lo bien que ha lanzado en los dos años que lleva acá, no hay necesidad de que lo haga”.

En su carrera, Estrada nunca ha lanzado un juego completo. Ningún pitcher de los Azulejos lo consiguió en la presente campaña.

Pero eso no importa, el lanzador de Ciudad Obregón dio a Toronto todo lo que necesitaba para comenzar con el pie derecho esta serie a un máximo de cinco juegos.

“¿A quién le importa?”, preguntó Estrada en referencia al juego completo. “Ganamos”.

Troy Tulowitzki sacudió un triplete con las bases llenas por los Azulejos. Toronto ha ganado cuatro encuentros en fila, incluido el juego de comodines disputado el martes, en el que eliminó a Baltimore con un jonrón del dominicano Edwin Encarnación en la undécima entrada.

El segundo encuentro de la serie está previsto para este viernes por la tarde, también en Arlington. J.A. Happ abrirá por Toronto, enfrentando al japonés Yu Darvish.

Por los Azulejos, los dominicanos Encarnación de 5-2 con dos anotadas, Bautista de 4-2 con dos anotadas y cuatro producidas. El venezolano Ezequiel Carrera de 3-1 con una anotada.

Por los Rangers, los dominicanos Carlos Gómez de 4-0, Adrián Beltr?? de 3-1. El puertorriqueño Carlos Beltrán de 3-1. Los venezolanos Odor de 3-0, Elvis Andrus de 3-2 con una anotada.

Clevelan triunfa sobre Boston

Francisco Lindor y su coterráneo Roberto Pérez conectaron dos de los tres jonrones que Cleveland logró en el tercer inning ante Rick Porcello, y los Indios superaron el jueves 5-4 a los Medias Rojas de Boston en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana.

Jason Kipnis bateó el otro vuelacerca en el tercer acto ante Porcello, quien ganó 22 juegos en la campaña regular pero cumplió su apertura más fugaz del año, con apenas cuatro episodios y un tercio.

“Dejamos la pelota en la zona de strike, y ellos hiciéramos que lo pagáramos caro”, dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell.

Frente a un mar de fanáticos que no dejaron de gritar ni de agitar toallas rojas, los Indios pegaron primero en esta serie a un máximo de cinco compromisos contra David Ortiz y los monarcas de la División Este de la Americana.

Andrew Miller, adquirido por Cleveland en julio mediante un canje que avizoraba una noche de playoffs como ésta, lanzó dos innings sin tolerar anotación y se agenció la victoria. El manager Terry Francona solicitó que Miller subiera a la lomita antes de lo habitual, y el zurdo ponchó al dominicano Ortiz con dos corredores a bordo para poner fin al quinto inning.

Miller realizó 40 lanzamientos, su mayor cifra en el año.

Bryan Shaw permitió un bambinazo de Brock Holt en el octavo capítulo, y Boston se acercó a 5-4, antes de que Cody Allen ponchara a Xander Bogaerts, cuando la carrera del empate estaba en la antesala, para poner fin al inning.

En el noveno, con dos outs, Boston tuvo un corredor a bordo, pero Allen ponchó a Dustin Pedroia mediante su 40mo lanzamiento para acreditarse el rescate. Pedroia trató de aguantar el bate, y Farrell entró al terreno para discutir con el umpire Brian Knight.

Furioso, Pedroia azotó su casco contra el terreno, mientras se dirigía a la cueva.

“A velocidad normal, la decisión pareció polémica”, dijo Farrell. “Después de verla de nuevo, me parece que él hizo el swing”.

El novato Andrew Benintendi y el venezolano Sandy León pegaron vuelacercas por los Medias Rojas, que enviarán al montículo a David Price para el segundo encuentro, el viernes por la tarde, frente al as de Cleveland, Corey Kluber.

Ortiz bateó de 4-1 con un doble, en el primer juego de lo que será su última postemporada.

Por los Medias Rojas, los dominicanos Ortiz de 4-1, Hanley Ramírez de 4-2 con una impulsada. El venezolano León de 4-1 con una anotada y una producida.

Por los Indios, los dominicanos Carlos Santana de 3-0, José Ramírez de 3-2 con una anotada. Los puertorriqueños Lindor de 4-1 con una anotada y una impulsada, Pérez de 3-2 con dos anotadas y una remolcada.