FreshWater, innovación chilena para convertir el aire en agua

Santiago de Chile, 11 feb (PL) Aun en fase de estudios finales en busca de reducir costos, la innovación de ingenieros chilenos denominada FreshWater apunta a convertirse en un suceso mundial ante su capacidad de convertir el aire en agua.

En realidad se trata de un aparato doméstico que como proyecto conquistó el premio Star-Up Chile 2014 patrocinado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), según se informó en un comunicado de prensa.
Obtener agua pura del aire fue una meta que se propuso el ingeniero Héctor Pinto en calidad de líder del colectivo que trabajó en la iniciativa.

La razón esencial es que la hija de Pinto no puede consumir sodio, un elemento profuso en el agua, mientras que el líquido vital a partir del aire llega más purificado.

FreshWater tiene un costo de producción de alrededor de mil dólares y los fabricantes intentan ahora llevarlo a 300 dólares para encontrar financiamiento más fácil del programa con aportes privados y del Gobierno.

De acuerdo con los expertos, el aparato es capaz de recolectar hasta 35 litros de agua al día, y funciona conectado a una fuente de electricidad de 220 voltios o a través de una fuente solar.

El ingeniero eléctrico Carlos Blamey, uno de los fundadores de FreshWater, explicó que el dispositivo puede entregar agua a una familia por más de un día.
“Somos una especie de fabricadores de lluvia. Utilizamos el proceso de condensación para entregar agua purificada”, puntualizó.

El sistema recupera el agua suspendida en el aire mediante la condensación. Posteriormente, el agua capturada es filtrada, purificada y esterilizada. Una suerte de réplica del proceso natural de la lluvia.
Blamey relató que cuando lo instalaron en el vasto desierto de San Pedro de Atacama, en un día pudo recolectar hasta nueve litros de agua, lo que alcanza perfectamente para una familia.

Cuando lo probamos en Valparaíso recolectamos hasta 25 litros. Esta máquina logra filtrar en ambientes con contaminación, por lo que funciona perfectamente en ciudades, precisó.

Por su parte, Pino, que es el director ejecutivo, y Alberto González, diseñador industrial, destacaron que la innovación apunta a cambiar el esquema de cómo producir agua de manera simple para llevarla a zonas remotas y a bajo costo.